Pisos de bancos

Pisos de bancos

18.861 inmuebles de producto bancario publicados en Inmobanco

Campañas destacadas de pisos de bancos

Oportunidades de pisos de bancos en venta o alquiler

Gestión

Venta

Venta

Tipo

Cualquier Tipo

Tipo

Subtipo

Cualquier Subtipo

Subtipo

Provincia

Cualquier Provincia

Provincia

Área

Cualquier Área

Área

Población

Cualquier Población

Población

Zona

Cualquier Zona

Zona

Habitaciones

Cualquier nº habitaciones

Habitaciones

Baños.

Cualquier nº baños

Baños.

Recargando

Últimas noticias

La mitad de las viviendas de los bancos se compraron entre 2005 y 2007
En 2014, debido a la actuación de gestoras de comercialización externa y de Sareb, se ha producido un aumento del 22% de las ventas con respecto al año pasado (primeros tres trimestres), llegando a 68.000 transacciones.

CaixaBank, que vendió el 51% de su gestora inmobiliaria al fondo Texan Pacific Group (TPG), quien lidera las ventas con un total de 20.093 transacciones sumando las de 9.983 viviendas de su balance, que le reportan unos ingresos de 964 millones de euros, y 10.110 de promotores a los que financian. La entidad catalana ha consolidado además una sólida apuesta estratégica por el alquiler, que supone ya el 43% de su actividad inmobiliaria. La firma renta 6.384 inmuebles por 742 millones. Si se suma toda la actividad comercial el valor bruto total del negocio es de 3.960 millones.

Le sigue en la lista BBVA, que con su plataforma Anida ha cerrado 16.049 transacciones en los tres primeros trimestres del año, un 10,2% más que el mismo periodo de 2013.

Los descuentos realizados, que el banco no detalla, arrojan eso sí unas pérdidas de 598 millones para el área, si bien la cifra es inferior a los 844 millones en negativo que se apuntó en el mismo periodo de 2013. Del total de ventas de lo que va de año, por otra parte, 8.221 corresponden a pisos salidos de su balance y el resto pertenecen a promotores financiados por la entidad.

La tercera firma por ventas es Banco Sabadell, prueba de cuyo exitoso modelo es que su plataforma Solvia acaba de hacerse con uno de los más suculentos contratos de gestión de activos de Sareb, el que engloba todos los inmuebles traspasados de Bankia. La firma catalana ha comercializado 10.819 inmuebles, propios y de promotor, ingresando en total 1.876 millones, lo que arroja un precio medio de venta de 173.400 euros.

Una de las rentabilidades más altas para una entidad que explica que ha mejorado sus resultados este año al incrementar la venta de inmuebles de más de 100.000 euros, que suponen ya un 42% de todas sus transacciones frente al 26% de septiembre de 2013. “La obra nueva se vende a muy buen ritmo sobre plano”, aduce la firma, muy activa también a la hora de financiar el desarrollo de obras inacabadas.

El éxito de las plataformas propias de la banca o el hecho de que el siguiente gran vendedor sea Sareb no significa que la externalización de la gestión del ladrillo haya sido un paso en falso por parte del resto de entidades. Banco Popular, que vendió el 51% de Aliseda al consorcio de fondos formado por Kennedy Wilson y Värde Partners, ha multiplicado por cinco su cifra de venta de inmuebles en lo que va de año. En concreto, ha cerrado comercializado 5.148 inmuebles, ingresando por ellos 989 millones, lo que arroja uno de los precios medios de venta más elevado del sector, situándose en los 192.113 euros por operación.

Santander, que traspasó Altamira al fondo Apollo suma por su parte una cifra inferior de transacciones, con 8.300 ventas, si bien es cierto que esta entidad es la que más lastre soltó en los años anteriores y una de las que mayores retornos logra con las ventas actuales: 1.400 millones de ingresos en total.

Bankia, cuyos activos están gestionados por Haya Real Estate, la plataforma creada por el fondo Cerberus, acumula un total de 7.663 ventas, por valor de 864,5 millones, aunque hay que tener en cuenta que esta cifra incluye tanto inmuebles pro pisos como los traspasados a Sareb.

Noticia original: Cinco Días
A medida que empeore la crisis en España habra más presión para limitar la aplicación de la legislación hipotecaria
‘A medida que la recesión económica continúe en España, la presión política para limitar la aplicación de la legislación hipotecaria probablemente aumentará’, advierte la agencia, que no descarta que puedan producirse ‘nuevas iniciativas’.

En este sentido, Fitch recuerda cómo en los últimos años ya ha habido iniciativas con objetivos similares en otros países europeos donde se han registrado profundas caídas de los precios inmobiliarios y apunta que, aunque inicialmente estas medidas frente a los desahucios suelen ser modestas, ‘su alcance se amplía con el tiempo’.

Así, la calificadora de riesgos considera que la reciente moratoria de dos años para las ejecuciones hipotecarias aprobada por el Gobierno tendrá un efecto modesto en el mercado hipotecario en general, por lo que no se plantea adoptar acciones inmediatas sobre los ratings de las titulizaciones o cédulas españolas, así como tampoco sobre la nota de los bancos españoles.

No obstante, la agencia destaca que sólo una pequeña proporción de hipotecados podrán acogerse a dicha moratoria, aunque advierte de que esta circunstancia prolonga notablemente el tiempo de recuperación de los inmuebles, por lo que, en el caso de que los precios del sector sigan a la baja, implicará una caída de precios en el momento de vender las propiedades.

De este modo, ante la posibilidad de que aparezcan nuevas iniciativas al respecto, Fitch vigilará atentamente la situación y ‘ajustará su análisis y ratings para reflejar cualquier cambio en el perfil de riesgo de las hipotecas y bancos de España’.